viernes

2. CONTROL DE OBTURADOR Y DIAFRAGMA


Al tomar una fotografía, el obturador de nuestra cámara se abre dejando que la luz alcance al sensor durante un tiempo determinado. Ese tiempo se llama  velocidad de obturación. Suele  indicarse en segundos y fracciones de segundo, y nos permite  junto a la apertura de diafragma y la sensibilidad ISO, determinar la exposición de una fotografía.

Para controlar el tiempo de exposición de la cámara debemos pasar al modo manual, lo que nos permite lograr efectos tan opuestos entre sí como son, por ejemplo, congelar el movimiento de un coche de Fórmula 1 seleccionando una velocidad rápida por encima de 1/500 seg. (representado en la cámara simplemente como 500), o difuminar el agua del curso de un río mediante una velocidad lenta por debajo de 1/30 seg. o incluso de varios segundos.
Las opciones de cambio de velocidad también se pueden manipular desde los modos prefijados de Prioridad de Obturación o de Exposición, aunque suelen ser modificaciones limitadas a las prestaciones de la cámara.


EJEMPLOS


MOVIMIENTO CONGELADO
Tiempo de exposición reducido
El obturador permanece abierto milésimas de segundo: 1/500, 1/1000, 1/2000... 1/6000 o agrega flash para controlar el movimiento.














 



*


MOVIMIENTO SUGERIDO
Tiempo de exposición amplio
El obturador permanece abierto por un tiempo más prolongado, dependiendo también de la velocidad del movimiento que se está fotografiando. Se puede obtener con, por ejemplo, 1/15, si el objeto se desplaza con rapidez y/o está próximo al lente. Y con, por ejemplo, 30 segundos, si el movimiento es apenas perceptible (desplazamiento de algunos seres vivos, la rotación terrestre...). La cámara permanece fija.





*


BARRIDO
Tiempo de exposición amplio
El obturador permanece, igual que en el Movimiento Sugerido, abierto durante un tiempo más holgado, pero ahora la cámara gira en su propio eje y sigue al objeto o sujeto en movimiento -de un extremo a otro del cuadro, en "paneo"-, mientras se lleva a cabo la exposición.






*

Situado dentro del objetivo, está el DIAFRAGMA, que es un conjunto de aspas que conforman el orificio por donde entra la luz, las cuales se cierran o abren para dejar entrar mayor o menor cantidad de luz. Cuanto más pequeño es el orificio más profundidad de campo obtenemos, es decir, enfocamos más partes de la escena y obtenemos más nitidez. Los valores del diafragma (más o menos abierto) se representan con el número f (en óptica, es la medida cuantitativa de la luminosidad del lente), un término esencial en fotografía;, y debemos tener en cuenta que un número f 1,4 se refiere a un diafragma más abierto que un f 22. Esta relación da lugar a una escala normalizada en progresión de : 1 1,4 2 2,8 4 5,6 8 11 16 22 32 45 etc. El salto de un valor al siguiente se llama un paso.





FOCO SELECTIVO
diafragma abierto, distancia focal larga y aproximarse al objeto/sujeto.
Escoja el elemento dentro del cuadro que usted desea que tenga la mayor nitidez y definición, y haga en éste el foco. Ya sea que esté en primer plano (y el fondo arruine o "ensucie" su composición) o en planos posteriores, abra el diafragma lo más posible, mientras compensa -en el caso de ser necesario- minimizando el tiempo de exposición. A mayor abertura, menor profundidad de campo. Los elementos que estén más lejos, detrás o adelante de lo que usted enfocó, aparecerán poco reconocibles, fuera de foco o desenfocados.









*


TODO A FOCO
diafragma cerrado, distancia focal corta y alejarse del objeto/sujeto
Cerrar el diafragma al máximo es la consigna, aunque claro, ayuda mucho un lente corto, gran angular.











Finalmente, los sensores de las cámaras pueden trabajar a diferentes SENSIBILIDADES. Es decir, a mayor sensibilidad, mayor cantidad de luz pueden captar o dicho de otra manera cuanto menos luz tengas, mas alta debe ser la ISO.
La sensibilidad es pues, otro parámetro a configurar en cada foto que disparas.
La sensibilidad se mide según el estándar ISO, en el cual, cuanto mayor es el número,mayor es la sensibilidad. Son sensibilidades típicas 100, 200, 400, 800, 1600. En cada uno de estos saltos se obtiene el doble de sensibilidad. Así, una cámara en ISO 200 tiene el doble de sensibilidad que una tomada a ISO 100. Muchas cámaras permiten además utilizar valores intermedios como 600 ó 1200.
Pero el hecho de aumentar la sensibilidad, no nos da siempre ventajas, ya que al hacerlo estamos perdiendo definición y con ello aumenta el nivel de ruido. Se le llama ruido a los puntos de colores que van apareciendo, especialmente en las zonas oscuras de la fotografía. En estas fotos podemos ver cómo afecta la sensibilidad del sensor al nivel de ruido. Según aumentamos la sensibilidad aumenta a la vez el nivel de ruido.